Buceando con Tiburones Toro

Hola @bloggylovers,
Después de un alto en el camino para celebrar nuestro primer aniversario de boda, estoy donde me quedé, Cuba.
En Viñales, ciudad del oeste de Cuba cuyo recorrido empieza en El Valle, hicimos paseo a caballo hasta llegar a un paladar delicioso a las afueras, continuamos a ver el mural de la prehistoria y la cueva del indio. Decidimos regresar en el día a La Habana porque al día siguiente poníamos rumbo a Trinidad. En viajes de pocos días tienes que priorizar y nuestra prioridad iba llegando.
Trinidad es de aquellos lugares turísticos que merece la pena conocer, es colonial y con un encanto singular, sus restaurantes en áticos, las casas de los lugareños, el compás 4*4 a cada momento y una vida nocturna activa, describen lo que vivimos dos noches de nuestro viaje.
Viajar a través de la vieja Cuba es fácil, puedes elegir entre coche particular, compartido, autobús o taxi. Las carreteras no están nada mal pero los coches suelen averiarse a menudo así que hay que viajar con paciencia.
Llegaba la parte relax de nuestro viaje, elegimos Cayo de Santa Lucía en la provincia de Camagüey, lejos de casi todo y el menos turístico de los Cayos de Cuba. Todo un paraíso caribeño con arena blanca y un buceo exquisito. Pecios hundidos, barreras de Coral y Tiburón toro.  Esto fue lo que motivó venir hasta aquí, y no defraudó, os dejo algunas fotos del momento. Deciros que momentos antes de bajar a 25 metros no me quería tirar pero una vez abajo repetí la experiencia.

 

Os dejo un post muy especial en la playa y algunas fotos de los momentos vividos por allí, espero que os guste. Falda (new) y Top de Mango, Complementos (new) de Zara, Gafas de Jo & Mr Joe.

DCIM103GOPRO

Deja un comentario